Luis Doreste: «Es complicado ser capitán de España»

Un placer confeccionar la uniformidad de toda la tripulación.
-Bermuda SLAM
-Camiseta técnica HH
-Softshell SNT

Entrevista:
El doble campeón olímpico Luis Doreste (Las Palmas de Gran Canaria, 07/03/61) será el capitán del equipo español que participará en la Star Sailors League (SSL)-Nations Gold Cup, un novedoso y espectacular campeonato del mundo de naciones que se celebrará eN 2021 en Ginebra (Suiza). La organización de este macro evento ha elegido por currículum como capitán de cada país al que ha considerado mejor regatista en activo, y en el caso español es Luis Doreste. El canario tendrá que elegir entre muchos y buenos regatistas españoles a los cinco afortunados que representarán a España en la competición. Por ello, Doreste es muy consciente de que «Es complicado ser capitán de un equipo como este con tantos buenos regatistas que hay en España».

¿Cómo salió la posibilidad de formar un equipo español para esta novedosa Nations Gold Cup?

Un día me llamó Chuny (Roberto Bermúdez de Castro) si quería ser el capitán del equipo español de la Star Sailors League. Se trataba de un proyecto con muy buena pinta, con el objetivo de juntar a gente con experiencia con gente más joven procedente de un ranking de vela ligera y hacer un campeonato del mundo de naciones en 2021. La idea me pareció interesante. Lo primero era conseguir información y vi que había mucha gente importante y con peso en el mundo de la vela involucrada y poder así darle más visibilidad de nuestro deporte a la sociedad. Todos somos conscientes que la vela es difícil de seguir y como la idea me pareció atractiva pues hemos seguid hacia delante para intentar ir desarrollando el proyecto de cara al futuro. No es tarea fácil.

Hay una fase previa de selección y de ahí se pasará a una fase final. ¿Algo muy complicado?

Lo primero es la elección de la gente que va a participar. Hay un ranking que va variando en función de las distintas regatas y resultados, con lo que ahora mismo no sabemos quienes ocuparán los primeros puestos. Es un ranking bastante complejo y los organizadores están intentando que sea lo más justo posible basándose en un ranking parecido al del tenis, pero aquí con la diferencia que hay muchas clases, no es lo mismo navegar en un barco olímpico que no olímpico, intentar igualar esto es más complicado. De ahí saldrán cinco tripulantes y los otros cinco sí que los elegiré yo, que serán los que finalmente competirán en 2021.

Entre los nombres de los capitanes de otros países destacan los viejos conocidos Cayard, Schümann, Vascotto, Scheidt, Peyron…

Está claro que si los capitanes son nombres mundialmente famosos dará mucha más visibilidad al tema. Pero los que realmente le van da dar peso son los regatistas que compitan aquí, que saldrán de este ranking y los que yo pueda elegir y que estén más consolidados.

 

Por delante dos años y medio de trabajo.

Sí, así es. Además es todo nuevo. Esta primera edición va a ser importante, pero lo verdaderamente potente será lo que pueda venir en las siguientes ediciones. Este año solo habremos tenido una semana de entrenamientos, el año que viene tenemos diez días y no va a ser fácil poder tener aquí una tripulación tanto tiempo entrenando. El año de verdad será 2021. Es una idea ambiciosa que tendrá que coger peso a partir de este momento.

El promotor hace el símil de que esto debe ser como un Mundial de fútbol pero en vela.

Para empezar todos competiremos con el mismo tipo de barco, en el caso del fútbol a todo el equipo lo elige un seleccionador, aquí solo elijo a cinco. Hay cosas que a lo mejor hay que pulir. La iniciativa es muy buena y creo que este tipo de competición puede funcionar muy bien. No se si se puede comparar con el fútbol, pero que tendrá impacto estoy convencido que sí. El hecho que haya la mitad de regatistas jóvenes y con experiencia, creo que es una buena iniciativa de cara al futuro.

En este primer entrenamiento prácticamente todos han sido seleccionados por ti.

Han venido dos que están en los primeros puestos del ranking, que no quiere decir que sean los que vendrán, o a lo mejor si luego no están tan arriban son elegidos por el capitán. Eso ya se verá. Dos han venido por ranking y el resto son regatistas con experiencia y otros que son buenos conocedores del barco –RC44-. Habrá que hacer un playbook de las maniobras, de cómo funciona, para que los que vayan viniendo sepan como va todo. A partir de ahí para los próximos que vengan, sepan realmente lo que tienen que hacer. Era importante llevar a gente con experiencia en el barco ya que no sabíamos que tipo de vientos nos íbamos a encontrar, y al ser un barco tan exigente había que llevar a gente también muy experimentada.

¿Esta Nations Gold Cup nace a partir de la Star Sailing League que se celebra en Bahamas?

Sí, el promotor de los dos eventos es el mismo. En la regata de Bahamas es más sencillo, se navega en la clase Star y los que van son especialistas en este barco, están los mejores del mundial, del ranking y por invitación. Pero en esta otra regata, todo es muy distinto, ya no solo el barco sino el perfil de tripulantes, que es lo que hay que refinar.

¿Será una mezcla entre regatistas de vela ligera y crucero, es decir, estará abierto a todos?

Sí, esto también será interesante, ya que son dos mundos y en muchos casos tipos de regatistas muy distintos. De ahí que los jóvenes puedan aprender mucho más rápido sobre el mundo del crucero, que muchos de ellos desconocen.

¿Al navegarse en los barcos de la clase RC44 se han planteado entrar en el circuito?

Eso sería lo ideal. Ya hay un circuito internacional de RC44 y sería perfecto entrar en el circuito para poder entrenar y estar más habituados a este barco. Si no se entra lo importante pues será aprovechar los diez días de entrenamiento el año que viene. La verdad es que ahora mismo no hay muchos RC44 libres y los armadores que quisieran entrar tendrían que hacer un esfuerzo para adaptarse. Si se entrara en el circuito sería perfecto porque podríamos rotar regatistas, teniendo una tripulación base, pero que el resto pudiera ir cambiando y probar. Si tuviéramos un RC44 sería perfecto.

También la navegación es distinta, ya que no será en mar abierto sino en aguas interiores.

En la fase previa habrá entre 48 y 52 países que se celebrarán en el Lago Neuchatel y después los que pasen a la fase final será en el Lago Lemann. Veremos como evoluciona y cual es el sistema final de clasificación para intentar llegar a la final, pero España por el nivel de regatistas que tiene en principio debería pasar directamente a la fase final de Ginebra.

Es un proyecto ambicioso ¿cómo está el tema de la financiación?

La mayoría de los regatistas que han venido a este entrenamiento son profesionales y aquí han venido como una apuesta y para ver de que va realmente este novedoso tipo de competición y para ayudar a que España tenga un equipo lo más fuerte posible. Todos saben que hay cinco plazas y todos los que han venido lo han hecho para echar una mano para que esto siga para adelante. Les agradezco a todos los que han venido que hayan hecho un esfuerzo personal y profesional para estar aquí. A todos les he llamado yo personalmente y han venido con mucha ilusión. Tanto los que no están en el ranking como los que han venido directos de Japón de participar en las regatas pre-olímpicas en la que han estado dos meses y han querido estar aquí sin saber si después estarán o no en los puestos de ranking. La gente ha respondido muy bien y a algunos no les he podido llamar y me hubiera gustado que estuvieran. Es complicado ser capitán de un equipo como este con tantos buenos regatistas que hay en España, cualquiera puede venir, pero había que elegir a unos, pero eso no quiere decir que no puedan venir en la siguiente selección.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • No products in the cart.